La Cueva se encuentra en la zona más alta de los 3 alojamientos, por lo que domina unas vistas espectaculares con privacidad absoluta de cualquier mirada. Es muy luminosa y rodeada de naturaleza.

La calidez de la cueva en invierno y su frescura en verano harán que se sienta cómodo en cualquier época del año, en el seno mismo de la Tierra. Tiene hermosas vistas al valle y al pueblo. El baño, amplio y con bañera, evoca  Las mil y una noches.

Encantador ático, la estructura construida de madera maciza sobre una casa centenaria de piedra da la sensación de estar en la casa del árbol, muy soleada, muchos ventanales hacia el sur con lindas vistas sobre el Parque Natural, el río y el casco antiguo del pueblo. Ambiente tranquilo y con muchas ofertas de diversión. La casa es totalmente privada.

Desde la antigüedad, los habitantes de la región han habitado estas cuevas trogloditas. Hoy en día, todavía están en uso como hogares, restauradas para brindar comodidad.

Pernoctar en una es una experiencia inolvidable que evoca el apacible abrazo de la Tierra y su temperatura estable durante todo el año. Ofrecemos la piscina sólo durante el periodo de verano, esta es compartida.  

Estamos ubicados en el Casco Antiguo del pueblo de Monachil, en las faldas de Sierra Nevada. Rodeados del Parque Natural de Sierra Nevada, a pocos pasos del desfiladero Los Cahorros, a sólo 12 km de la ciudad de Granada, 24 km de la Estación de Esquí de Sierra Nevada, a 40 km de la Costa Tropical y a unos minutos en coche de La Alhambra.